El Marketing B2P reconoce que las empresas no compran lo que vendes, lo hacen las personas. Y la gente tiene gustos, expectativas y necesidades únicas

El Marketing B2P reconoce que las empresas no compran lo que vendes, lo hacen las personas. Y la gente tiene gustos, expectativas y necesidades únicas. El marketing B2P se basa en un conocimiento profundo de los disparadores emocionales y racionales que impulsan el comportamiento humano. Se centran en desarrollar y cultivar las relaciones y, en cambio, estos profesionales de marketing son recompensados con más que simples transacciones. A menudo, ganan un cliente fiel para toda la vida.  Cuando se aplica B2P en situaciones de marketing B2B tradicionales, integras emoción y relacionamiento personal en tu kit de herramientas de marketing. En un entorno B2C, el marketing B2P te hace comprender que los clientes no se pueden agrupar ordenadamente en segmentos concretos, pero que usando datos podemos empezar a ofrecer programas personalizados que hablan a sus deseos únicos e individuales.
El Marketing B2P reconoce que las empresas no compran lo que vendes, lo hacen las personas. Y la gente tiene gustos, expectativas y necesidades únicas. El marketing B2P se basa en un conocimiento profundo de los disparadores emocionales y racionales que impulsan el comportamiento humano. Se centran en desarrollar y cultivar las relaciones y, en cambio, estos profesionales de marketing son recompensados con más que simples transacciones. A menudo, ganan un cliente fiel para toda la vida.  Cuando se aplica B2P en situaciones de marketing B2B tradicionales, integras emoción y relacionamiento personal en tu kit de herramientas de marketing. En un entorno B2C, el marketing B2P te hace comprender que los clientes no se pueden agrupar ordenadamente en segmentos concretos, pero que usando datos podemos empezar a ofrecer programas personalizados que hablan a sus deseos únicos e individuales.

El Marketing B2P reconoce que las empresas no compran lo que vendes, lo hacen las personas. Y la gente tiene gustos, expectativas y necesidades únicas. El marketing B2P se basa en un conocimiento profundo de los disparadores emocionales y racionales que impulsan el comportamiento humano. Se centran en desarrollar y cultivar las relaciones y, en cambio, estos profesionales de marketing son recompensados con más que simples transacciones. A menudo, ganan un cliente fiel para toda la vida.  Cuando se aplica B2P en situaciones de marketing B2B tradicionales, integras emoción y relacionamiento personal en tu kit de herramientas de marketing. En un entorno B2C, el marketing B2P te hace comprender que los clientes no se pueden agrupar ordenadamente en segmentos concretos, pero que usando datos podemos empezar a ofrecer programas personalizados que hablan a sus deseos únicos e individuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *